Reseña: Todo lo que sucedió con Miranda Huff

Título: Todo lo que sucedió con Miranda Huff.

Autor: Javier Castillo.

Editorial:Penguin Random House, Barcelona.

Fecha: 2019.

En las siguientes líneas se plantea la reseña de la obra Todo lo que sucedió con Miranda Huff, un texto narrativo del subgénero thriller y suspenso psicológico. Sin embargo, antes de sumergirnos en comentarios descriptivos, analíticos y críticos sobre la obra es preciso que en principio conozcamos quién es su autor.  Por ende, en primer lugar abordaremos de manera breve datos biográficos precisos sobre este y en segundo lugar, nos aproximaremos a la novela. 

     Respecto a su autor, se trata de un novelista español  nacido en 1987 llamado Javier Castillo quien creció en Málaga, se formó en estudios empresariales y además posee un Máster en Management en ESCP Europe. Trabajó como consultor de finanzas pero a partir de la publicación de su primera novela, se dedica a la escritura. Entre sus primeras obras literarias se encuentran El día que se perdió la cordura (2017), que tras su aparición se convirtió en un éxito editorial y fue impresa en varios idiomas. Seguidamente su segunda novela, El día que el amor se perdió (2018), logró afianzar a Castillo como una nueva promesa del suspenso en idioma español. Tras los éxitos anteriores, en el año 2019 publica su tercera novela, objeto de este trabajo, Todo lo que sucedió con Miranda Huff, una intrigante obra al mejor estilo detectivesco y en la actualidad publicó su cuarto libro intitulado La chica de nieve (2020). 

     A partir de estas obras y tras convencer a sus lectores con un excelente despliegue narrativo, Castillo se introduce en los misterios más sencillos de la cotidianidad. Todo con el fin de guiar a sus leyentes hacia situaciones de continua ansiedad vivida a través de los ojos de sus personajes. De esta manera, convierte la lectura en una experiencia de descubrimiento de las emociones más básicas del ser humano, desenterrando sus temores más ocultos. Adentrarse en las páginas de sus novelas se transforma en una experiencia de tensión, llena de momentos excitantes para revelarnos que al final, no todo es lo que parece. 

     Entre algunas de las críticas que ha recibido por su trabajo narrativo se encuentra lo expresado por la prensa española al llamarlo “el Stephen King español” (Abc), “un descubrimiento literario” (La opinión de Málaga) y sobre la obra a reseñar han expresado: “Un ejercicio narrativo pensado para atrapar al lector de manera irremediable hasta que llega a su esperado e incierto desenlace” (La Opinión de Murcia) y “una gran obra de suspense” (La Opinión de Málaga). Con comentarios como estos tras la receptividad de su narrativa, no queda más que proceder a exponer de qué va la novela Todo lo que sucedió con Miranda Huff, asunto que a continuación abordaremos. 

     En relación con la obra, podemos referir a modo de sinopsis que esta trata sobre una pareja en plena crisis matrimonial, Ryan y Miranda Huff. Ambos se dedican a la escritura, él escribe guiones de cine. Tras decidir alejarse al menos por un fin de semana de su aburrida vida marital para avivar la llama del amor, arriendan una cabaña en un bosque conocido como Hidden Springs. Todo marcha según lo planeado. Sin embargo, cuando Ryan hace acto de presencia en la casa se encuentra con una escena algo contradictoria. La puerta abierta, dos copas de vino servido sobre la mesa, Miranda no se encuentra adentro y para completar el cuadro, ya de por sí tétrico, el baño está impregnado de sangre. Es allí donde se inicia un juego macabro perfectamente orquestado con pequeñas gotas de cruel venganza. 

     La situación comienza a complicarse al estar Ryan aparentemente implicado en la desaparición de su esposa. Poco después se descubre el cadáver de una mujer, cerca de la cabaña del presunto homicidio. Las características físicas coinciden en buena medida con las de Miranda. Sin embargo, aunque Ryan respira un poco más tranquilo, las cosas se complican todavía más frente a este nuevo hallazgo pues la mujer es su amante, Jennifer Straus, y ahora es doblemente sospechoso. A su vez, la pesquisa policial logra descubrir e identificar cerca del lugar otro cadáver menos reciente, el de una profesora llamada Paula Hicks y gran antiguo amor de su mentor, James Black. 

     Black es un afamado exdirector, antiguo profesor de cine y amigo personal de Ryan, que produjo una gran película en su momento, la mejor película de todas presuntamente filmada en 1982 y conocida como La gran vida de ayer. En esta película, Black pretendió plasmar todos los tipos de historia. No obstante, esa película ganadora del premio Óscar guarda dos grandes secretos. El primero, su versión original fue filmada en 1976 y el segundo, su protagonista se encontraba desaparecida… hasta ahora. Revelar ambos secretos serán pistas importantes para conocer todo lo que sucedió con Miranda Huff. Las muertes y desapariciones dentro del relato empiezan a estar relacionadas más de lo que casualmente parecen porque al final todos están fundidos en blanco.

     Respecto a aspectos destacados de la obra, podemos señalar que esta atrapa al lector desde el inicio hasta el final llevándolo por los extraños recovecos de la mente humana. Capaz de crear la más dinámica atmósfera en torno al suspenso y drama para enlazar más de una historia de manera simultánea donde presente y pasado se fusionan como uno solo. Además, sus personajes se encuentran muy bien construidos y delineados para intentar responder interrogantes como ¿quién es en realidad víctima y quién victimario? ¿quién es el malo de cada historia? ¿qué tanto creemos conocer a las personas? y ¿hasta dónde es capaz de llegar el ser humano para lograr sus objetivos? Estas respuestas son encontradas de manera reflexiva al adentrarnos en el mundo individual y compartido por los personajes para desentrañar el eterno dilema moral entre el bien y el mal. Todo esto a través de una trama sencilla y adictiva para el lector quien es el verdadero protagonista de esta fascinante historia. 

     En definitiva, Todo lo que sucedió con Miranda Huff resulta una excelente elección de lectura como obra de suspenso psicológico en la que parece muy difícil hallar a Miranda con vida. Una obra fascinante que sin duda alguna animamos a leer y que sigue posicionando a su autor como uno de los grandes de la escritura en español y uno de los mejores en su género. 

por: Ríchard sosa.

Ríchard Sosa.  Caracas, Venezuela (1984)
Profesor egresado de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador- Instituto Pedagógico de Caracas. Investigador en el área de la literatura, análisis del discurso, y lectura y escritura. En la actualidad cursa la maestría en Lectura y Escritura. Ha publicado en revistas de investigación y en narrativa ha publicado en Revista Perro Negro (2020) y Revista Literaria Pluma (2020). 

El mundo de líbrame la próxima semana

Título: Líbrame la próxima semana.

Autor: John Carlos Yunca Cruz.

Editorial: Apogeo, Lima.

Fecha: 2016.

Si la literatura griega tiene su Edipo, la latina su Enrique o la checa su Gregorio Samsa, por otra parte, la literatura portuguesa tiene su Santiago y la del habla hispana posee a su Marco, personaje engendrado en el 2016 en la novela Líbrame la próxima semana, escrita por el peruano John Carlos Yunca Cruz, figura muy querida del país incaico. 

A pesar de ser su primer libro encontramos que este autor no se guardó nada, por el contrario, amplió y enriqueció las temáticas que encontramos como antecedentes en sus poemas sueltos cuando solo tenía 17 años, siendo sus preferidas las denuncias sociales y el amor.

Este ejemplar rápidamente atrajo la atención en el ámbito de la literatura y en octubre de ese mismo año fue invitado por la Feria de libros de Nuevo Chimbote para dilucidar su maravillosa producción literaria. En dicho evento por la conmoción que provocó en su ponencia fue denominado “Escritor Revelación”. 

Esta producción goza de una prosa muy despierta, así como de un lenguaje claro y florido,  plagado de figuras, que narra una historia debidamente hilvanada. Existe mucha  susceptibilidad, percibiendo el contexto social de una manera descarnada.

El autor realiza descripciones pintorescas y oportunas. Sus personajes transmiten inocencia, seriedad y emociones de ultratumba. También posee un estilo estético y definido del Flash back y la Caja China y ni que decir de sus envolventes narradores múltiples. 

Recomiendo leer esta novela, ya que podemos encontrar idilios, misticismo, misterio, terror y suspenso.  Además según el escritor Emil Azaña, nuestro escritor peruano posee una pluma shakepeareana. 

Por último, la finalidad del autor al elaborar esta novela es poner de manifiesto una denuncia ante la discriminación social y crear conciencia, ya que hoy en pleno siglo XXI aún siguen existiendo familias que prefieren la posición social y el dinero antes que los valores.

por: Yoselin Carolina Calhua Ramírez.

Yoselin Carolina Calhua Ramírez. Lima, Perú (2000)
Pre-Universitario en Ciencias. Ha sido publicada en la Revista Literaria Pluma de Argentina.

Reseña: Soñar tu nombre

Título: Soñar tu nombre.

Autora: Amelia de Querol Orozco.

Editor: Amazon, España.

Fecha:18 de abril de 2018

“Soñar tu nombre” es el título del mas reciente libro de la poeta española Amelia de Querol Orozco. Amelia, autora de larga trayectoria, incursiona en la poesía romántica tras haber debutado hace seis años con otro poemario titulado “En los Arrabales del Alma” (Editorial V.L.), cuya temática se centraba en la poesía social entendida en su acepción más amplia.

¿Qué es lo que no se haya dicho ya del amor? Es una pregunta nos podemos hacer a estas alturas del siglo XXI. Si tenemos en cuenta que las primeras composiciones líricas que se conocen se atribuyen a dos autoras sumerias la conocida como “Exaltación de Inanna (diosa del amor)”, de la princesa Enheduanna, que vivió en el siglo XXIII antes de la Era Común, y otra, de índole romántica y erótica, de una autora anónima sumeria, dos siglos posterior. Podíamos concluir, a priori, que todo lo posible, e incluso lo inefable, se ha escrito ya en términos de poesía amorosa. Y, sin embargo, legiones de poetas han venido después de aquellas pioneras y se han atrevido a versar el sentimiento amoroso, sin duda el que más exalta el espíritu humano.

La poesía amorosa, como género literario, sigue gozando de una excelente salud y continúa transmitiendo estremecimiento y emoción al lector cuando las palabras surgen de la pluma de una gran poeta, como es el caso. En tiempos en que todo el mundo presume de ser poeta y la autopublicación se ha popularizado; una época en que los nombres propios de la lírica deben más a su talento con las relaciones públicas que a su mérito como bardos; las composiciones de Amelia tienen la capacidad de deslumbrarnos hasta el extremo de que nos reconcilian con la poesía, con lo que ésta tiene de exigente, de excepcional y de musical, de sortilegio construido con palabras. Amelia, pese a no ser tan conocida por el “gran público”, pertenece por derecho propio a ese pequeño puñado de autores que dignifican el género con su calidad, demostrándonos una verdad incontrovertible: que la poesía, para merecer tal nombre, solo admite la excelencia.

“Soñar tu nombre” es, pues, un poemario que, como ya habrá sospechado el lector, nada contracorriente de las modas literarias y de sus corolarios de intereses comerciales. Creo que la búsqueda de la excelsitud es el cedazo que separa a los poetas genuinos de los llamados neopoetas o poetas de Instagram, a los que no niego la capacidad de conectar con un gran público, pero que, en su mayoría se trata de una grey adolescente y, en cualquier caso, normalmente inculto en lo que atañe a la tradición lírica en nuestra lengua. Al contrario que el populismo neopoético referido, las composiciones de Amelia de Querol, sin ser tradicionalistas, parten de la tradición para explorar sus propios senderos expresivos.

A la conquista de la excelsitud hay que señalar otra tarea a la que esta poeta se emplea con denuedo en estos tiempos malos para la lírica: se trata de la consecución de la estética entendida como una condición sine que non, como un desafío a tanta poesía falsamente moderna que ha renunciado a crear belleza. Excelencia, estética y ritmo, la tercera nota de su pentagrama. Las composiciones de este poemario son de verso libre, pero el ritmo de metáforas, de imágenes, de
ideas es innegable, como lo es su eufonía. Antes de arar en el campo fértil del verso libre, Amelia cultivó, con esforzado empeño, el verso métrico, y parte de ese aroma se mantiene en su obra con una fragancia clásica escarchada con algún cultismo; porque el cuidado del léxico ha sido, también, otra de las preocupaciones que la autora ha abordado. Una poesía trabajada, mimada, pero que no intimida al estar dotada de frescura. Asombra que haya logrado combinar el rigor en la composición, su preocupación por la estética y la transformación plástica del lenguaje, con la fluidez y la modernidad del resultado. Sus poemas, pulcros y cuidados, son también claros y directos, y emocionan a quién los lee o escucha de una manera inmediata, sin necesidad de mayor análisis ni comprensión, sin precisar estar familiarizado con el lenguaje poético.

Como he apuntado al principio, tras los ríos y mares de tinta vertidos, aportar algo novedoso a la poesía romántica se antojaba casi una misión imposible, Amelia lo consigue sin que su obra nos resulte ya dicha y relamida. No hallamos una gota rosa, ni cursi, ni tópica en las páginas de “Soñar tu nombre”, alejadas de la melaza impresa. Su lectura es casi como si nos devolviera a esa adolescencia, más ideada que vivida, en que el mundo y las experiencias tenían el encanto y el sabor de lo inaugural.

Un poemario que es una disección del amor, desde la espiritualización hasta lo carnal, desde la realidad al deseo, desde la alegoría hasta el erotismo más sutil. Un amor platónico (“Aún no”), sensual (“Al abrigo de tu cuerpo”), ingenuo (“Escenas de otoño”), maduro (“Sepias en el paisaje de tu piel”), anhelante (“Sin tus azules”), ilusionado (“Y fue tan dulce el beso”), en la distancia (“El quicio de la despedida”)… y hasta el desamor, la cruz amarga que complementa el reverso de la dicha (“Desaparecerme”). Amor femenino de mujer completa y unívoca. El amor como experiencia poliédrica y transformadora, porque quien ama ya no vuelve a ser la misma persona, se condensa en este libro.

Amelia de Querol Orozco ha debido autopublicarse por culpa de la miopía editorial que, en la actualidad, al menos en el mercado español, solo apuesta por poetas con nombres conocidos o con muchos seguidores en las redes sociales y/o jóvenes lindos y modernos, en los que se valora antes su fotogenia que su talento al versar. Amelia vive la poesía, desde su esquina peninsular gallega y también desde la desidia editorial, como una forma de necesaria resistencia.

“Soñar tu nombre” de Amelia de Querol Orozco (Amazon.es).

Reseña de Héctor Daniel Olivera Campos.

por: Héctor daniel olivera

Héctor Daniel Olivera Campos Barcelona, España (1965).                                      Empleado municipal en el Ayuntamiento de Barberà del Vallès. Primer lugar en: I Concurso de Microrrelatos ELACT (Encuentro Literario de Autores de Cartagena (2013); IV Certame contos de Ultramar (2018); XIV Concurso de Relatos de Viaje Moleskin (2019); III Concurso de Relato Hiperbreve “Qué no nos jodan la vida” (2020), entre otros .